dimecres, 30 d’abril de 2014

Bambarol, sin duda el descubrimiento del mes.


En medio del cotarro nocturno de Barcelona, en la calle Santaló, hace relativamente poco que han abierto un nuevo restaurante. Bambarol fue una muy grata sorpresa. Los chefs Albert Ferrer y Ferran Maicas se aventuran en solitario a darle a esta ciudad otro local de nivel después de haber pasado por cocinas estrelladas como las de Saüc, Bulli, Celler y Ohla. La intención de este par de chefs es recuperar la cocina de sus abuelas y de su tierra de la manera mas moderna, plan tapitas. No es el típico restaurante dónde hay entrantes, primeros y segundos. En Bambarol tienen una carta bastante amplia de tapas de, más o menos, los mismos precios. El servicio quiero enfatizar que fue excelente, te recomiendan que elijas entre 3 y 4 tapas por persona, y son muy amables y dicharacheros en todo. Siempre hemos pensado que un buen servicio es imprescindible para fidelizar al cliente, y aquí este aspecto es brillante.

Bueno, en materia. En Bambarol separan la carta entre tapas frías y calientes, y no se complican mucho la vida. Entre las frías: boquerones, anchoas, jamoncito y 4/5 ensaladas elaboradas. Entre las calientes, bastante variedad, desde unos canelones de champiñones, hasta unas vieiras con papada, pasando por un tataki de ternera o un arroz. Todas las tapas calientes bastante elaboradas, y, el denominador común, todo muy chic y contemporáneo.

Nosotros hicimos caso al servicio, somos buenos niños, y elegimos 6 tapitas tal y como nos habían recomendado. Vamos al lío!

Empezamos con croquetas de jamón ibérico y de rostit de pollastre i foie. Caseras caseras. Cremosas, muy sabrosas. Hay quién cataloga los restaurantes de tapas por el nivel de sus croquetas, y estas, eran meritorias de “top restaurant”.


Ensalada de tomate, sandía y queso de cabra. Sencilla y fresca. Muy buena combinación de sabores junto con un buen chorretón de aceite de oliva del bueno. Desde nuestro punto de vista, la opción más “diet” de toda la carta, y bien sabrosa!



Salmón marinado y aguacate. Quizá fue la tapa más normalita. Salmón de calidad y curiosa mezcla de sabores con el aguacate. Suave de textura, y muy sabroso.



Calamares a la romana con allioli de tinta de calamar. Era una tapa peligrosa. Somos 0 de fritangas, y con esta corríamos mucho riesgo. Ejecución excelente. Fritura muy poco aceitosa, y el allioli suave y con aroma a tinta de calamar. Muy recomendable.



El arroz cremoso de setas no estaba mal. Quizá no es el mejor arroz de Barcelona, pero es muy digno y muy correcto. Principalmente elaborado con ceps, cosa le da consistencia a su gusto. Nos gustó bastante.



Ya por ultimo, Pulpo “a la llauna”. Que por qué “a la llauna”? Pulpo a la brasa, y la patata “al caliu” en lugar de hervida. Una manera distinta de tomarse un buen pulpito. Nos encantó.



Los postres, al mismo nivel. Por un lado tomamos el Melón Mojito, melón con textura fría con helado de mojito y un chorrito de ron. Bien, digestivo y ligero. Por otro lado, nos lanzamos a por la “torrada de Santa Teresa” con helado de nata y canela. La “torrada de santa teresa” es como una torrija, pan mojado en leche y rebozado con azúcar. Estaba bastante buena y nos resultó curiosa la mezcla de conceptos: lo “oldie” de una “torrada de Santa Teresa” juntado con la modernidad del local y de una mezcla de helado.



Lo dicho, nos llevamos una buena sorpresa con este restaurante. Fácil para cenas de grupo y para compartir tapitas en pareja. Les deseo mucha suerte!

Bambarol
Carrer Santaló 21, 08021 Barcelona
Telf. 932507074
reserva@bambarol.cat


Precio por persona: 30-40 euros  (con vino)



Siguenos en:

Twitter: @asegarra16
Instagram: asegarra16
Google+: +AlexSegarra16

Sharing is sexy -

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada