dimarts, 21 de gener de 2014

Tanta Cocina Peruana

Este fin de semana nos llevamos una grata sorpresa. De lo que tenía que ser una comida de domingo en un peruano, se convirtió en el descubrimiento de un muy buen sitio, que para nosotros era desconocido y que Restalo.es lo coloca entre los 5 mejores de Barcelona en su sección "Cocinas del Mundo". A modo de resumen, un restaurante que calidad/precio es muy correcto, con una carta sencilla y acertada y un pisco sour que mmmmmm!

Tanta dispone de un local es muy grande, con un aire moderno. Una entrada por el bar, en el cual puedes tomarte un cebiche a modo de menú rápido, y ya al fondo, el Restaurant. Amplio, luminoso gracias al patio interior que tiene y muy confortable. El servicio excelente, aconsejándonos en la elección e invitándonos a pisco. De la carta, elígimos varios platos típicos, para probar un poco de todo. Sobretodo queríamos probar los clásicos peruanos y no nos decepcionaron. El único defecto los vinos, que ya sea porque era domingo o por cualquier otro motivo, solamente pudimos elegir entre un Chardonnay 2011 o un Chardonnay 2011, el mismo. Grave error. Pero se lo perdonamos, sobretodo por culpa de su cebiche y sus postres.

De entrada nos trajeron el pan de harina de patata que se comía solo y el cebiche clásico. Espectacular. Personalmente me quedé con mas ganas de probar algún otro cebiche. Estaba perfecto, como nos gusta. Ácido, sin que sobrepase por encima del pescado, que era corbina esta ocasión. Delicioso.



Posteriormente al cebiche tomamos un poquito de "perujapo". Peruano con aire japonés, o japonés con aire peruano. Muy interesante fusión. Primero tomamos el Tiradito japo, una especie de tataki de atún con leche de tigre de maracuyá. Nos encantó, pero poca cantidad respecto al resto de platos.



Los makis se me hicieron un poco raros. Anticuchero y cebichero. Ambos con interior de langostino, diferían el uno del otro por el "topping" y la salsa (que sustituía a la soja). El anticuchero destacaba por su salsa, con aroma al trozo de carne que posteriormente comentaremos. El cebichero, con corbina arriba nos supo mucho mejor. En ambos casos, viva la extravagancia del maki no habitual.


Los tequeños eran como unos rollitos de primavera, pero en lugar de primavera, íban rellenos de lomo saltado, nada del otro mundo. Quizá destacaba mas el hojaldre que el propio lomo, pero aún así un buen "starter" para acabar con el tapeo de primero. Ahora ya íbamos a por los platos principales.


El pez gallo entero nos recordó bastante al rodaballo frito de Espai Kru. Menudo piropo les acabo de echar, pero igual que he destacado algun defecto, también se tiene que ser objetivo para las virtudes. Pescado fresquísimo con un frito cero aceitoso, y una salsa chifera que ante la imposiblidad de saber de que estaba compuesta sólo puedo decir que estaba deliciosa.


Nos encontrabamos delante de uno de los clásico por antonomasia de la comida peruana, el Lomo Saltado. Un plato que puede resultar delicioso, o un zapato en la boca. Y en este segundo caso ya te pueden haber dado un buen vol de arroz para mezclarlo con la salsa y comer un poquito. El lomo es un producto que es peligroso, un exceso de cocción puede resultar durísimo, por lo contrario, un defecto tampoco es bueno. O acaso habéis visto alguna vez un sashimi de cerdo? En fin, dejémonos de broma. El lomo saltado de Tanta, excelente. Como era de esperar. El lomo en su punto justo, y las verduras y la salsa geniales. No hizo falta ni mezclar con arroz, aunque es muy recomendable hacerlo.


E aquí el plato que nos recomendó el servicio. Arrisegado y fuerte, sobretodo después de saber en que consiste. Carne de corazón a la parrilla. En paladar sabe a pincho moruno, pero tiene textura y dureza de entrecote. Un clásico que desconocía de la cocina peruana.


Nos metímos en los postres casi sin hambre, pero suerte que no los dejamos escapar. Pedímos queso helado y Lemon Pie. El primero no tenía secreto, helado de queso; pero la verdad es no era un helado graso y tenia algo muy característico. El Lemon Pie nos pareció brutal. Base de cookie cake, mousse de limon, sorbete de limón y merengue. Todo en capas. Excelente final.




Tanta Cocina Peruana
Còrsega 235, 08036, Barcelona
Telf. 93.667.43.72
reservas@tantabarcelona.com
tantabarcelona.com

Precio por persona: 35 euros.

Siguenos en:

Twitter: @asegarra16
Instagram: asegarra16
Google+: +AlexSegarra16

Sharing is sexy -


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada