divendres, 27 de setembre de 2013

Can Cisa - Bar Brutal. Max y Stefano Cipriani.

El pasado sábado 21 de setiembre fuimos a descubrir la nueva perla de los bares de tapas en Barcelona, Can Cisa – Bar Brutal. Tirando del “savoire faire” demostrado con el Xemei, los hermanos Cipriani, Max y Stefano, se han aventurado en el tapeo con el Bar Brutal. Ya de entrada, el servicio es muy Xemei, look desenfadado, servicio extrovertido y, como no, la carta en un pedazo de papel. Todo clavadito al italiano-veneciano de Poble Sec-Montjuïc.




Éramos 10 en la mesa, lo que nos complicaba un poco el ponernos de acuerdo para unas tapas, aunque nos generaba la posibilidad de probarlo casi todo. En mi caso las tapas que me llamaron mas la atención fueron el Foie, el tártar de buey, la burrata Mar, las alcachofas con mortadela, calamar plancha y el bocadillo de salchichas país.

El Foie era especial. Atípico, una especie de mouse con sabor a Foie que dejaba muy buen gusto en la boca, acabado con un toque de almendra laminada por encima, y acompañado con la clásica tostadita para untar.

También acompañado de tostada para untar venia el tártar de buey. Un clásico. Probablemente, el mas clásico de toda la carta. La carne deliciosa, acompañada con un toque de crema dulce de mostaza.

La alcachofa con mortadela también estaba buenísima. Una alcachofa que en la carta ponía que era “brasa”, pero que parecía confitada y avinagrada. Acompañada de una mortadela italiana excelente. Como notamos la influencia italiana de estos hermanos en esta tapa.

También con el afán de imponer un poco de estilo italiano a la carta, tienen la sección de burratas. 3 tipos, completamente distintas. Nosotros probamos la burrata mar, acompañada con huevas y salmón ahumado.  Excelente calidad del queso y en general del plato.

El calamar plancha con crema de calabaza es un plato que yo ya había tomado en Xemei, y tengo que decir que exquisito como siempre. Para alguno de mis acompañantes fue su mejor plato.

Ya por último compartimos el bocadillo de salchichas país. Una tapa que no es tapa. Queso, mostaza y la clásica salchicha país. Plato totalmente de bareto, pero para mi gusto, i seguramente para el de muchos, simplemente BRUTAL.

Ya acabando, solo comentar que los vinos todos son orgánicos. Sin añadidos ni compuestos químicos en viña. Especiales y económicos, al menos los 2 que probamos. La cuenta un placer que no llegó a 20 euros por cabeza y el único defectillo es que no tienen mas postres que fruta fresca. La Hoffman cae cerca para tomar un postrecillo...


Siguenos en:

Twitter: @asegarra16
Instagram: asegarra16
Google+: +AlexSegarra16

Sharing is sexy -




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada